miércoles, 27 de mayo de 2009

"¿QUIÉN FUE MICAELA BASTIDAS?"-La India-


Breve biografía:

Micaela Bastidas Puyucawa.

Nació en Abancay (Sur del Perú) en 1745. A los 15 años se casó con el cacique José Gabriel Condorcanqui (Túpac Amaru II) con quien tuvo tres hijos: Hipólito, Mariano y Fernando.En 1780 lideró, junto a su esposo, la gran rebelión anticolonial buscando terminar con el mal gobierno, las reformas fiscales y los abusos contra los indios.Al fracasar la sublevación fue capturada y llevada al Cusco donde fue sentenciada al estrangulamiento. La pena se cumplió en la Plaza de Armas el 18 de mayo de 1781. El mismo día fueron ejecutados su hijo Hipólito y su esposo Túpac Amaru II.
Micaela bastidas, sintetiza una época muy intensa.-
Biografía ampliada
Micaela Bastidas Puyucahua, (*
Tamburco, 1745 - Cusco, 18 de mayo de 1781), fue prócer y mártir de la independencia peruana, quien a pocos momentos antes de ejecutarse su sentencia, enunciaría su clara posición política y su conciencia independentista.
- Micaela Bastidas Puyucahua, esposa de Túpac Amaru II, fue prócer y mártir de la independencia peruana
Durante el siglo XVIII, el movimiento rebelde de mayor envergadura y trascendencia fue el liderado por José Gabriel Condorcanqui, Túpac Amaru II, quien asumió este nombre por Túpac Amaru, el último Inca de la resistencia de Vilcabamba. Esta rebelión articuló a sectores sociales muy diversos, desde criollos e indígenas, hasta el clero, gracias al descontento generalizado producido por los ajustes fiscales y presiones sociales de las reformas borbónicas.
El curaca José Gabriel Condorcanqui nació en 1738 en el pueblo de Surimana, a 90 kilómetros al sudeste del Cusco. Estudió en el colegio jesuita San Francisco de Borja del Cusco y a temprana edad heredó una recua de 350 mulas de su padre que eran utilizadas para transportar mercaderías a Potosí; además de poseer tierras, haciendas e intereses mineros.
Durante un viaje a Lima, José Gabriel se informó sobre las nuevas ideas de la Ilustración y de los acontecimientos internacionales, así como la independencia de los Estados Unidos. Además tuvo acceso a lecturas como los Comentarios Reales de los Incas de Garcilaso de la Vega.
Algunos historiadores coinciden en que, al tratar de aglutinar diversos sectores sociales, su discurso rebelde fue muy diverso y sus reivindicaciones contradictorias.
La rebelión estalló el 4 de noviembre de 1780. Los rebeldes tomaron preso a Antonio de Arriaga, Corregidor de Tinta, odiado por sus abusos y maltratos, quien fue ejecutado en ceremonia pública luego de un juicio sumario. El 18 de noviembre tuvo lugar el primer enfrentamiento entre las tropas rebeldes y los españoles en Sangarará, donde la victoria de los alzados fue clara.
Posteriormente un contingente se dirigió a Tinta para reunir refuerzos y otro, liderado por Túpac Amaru II, se dirigió a la zona de Titicaca para difundir la rebelión en el altiplano. Quizá el principal error táctico de Túpac Amaru ocurre en ese instante en que se aleja del Cusco.
El 23 de febrero el visitador Areche llegó a la ciudad del Cusco con más de 17 mil soldados y en marzo se inició la contraofensiva realista. Finalmente, el 5 de abril de 1781, Túpac Amaru II fue capturado junto a sus familiares y los principales líderes del movimiento. El 18 de mayo fue ejecutado en la plaza del Cusco junto a su esposa Micaela Bastidas, quien tuvo un importante papel en la organización del movimiento, a sus hijos y a otros familiares y colaboradores cercanos.
El saldo de esta gran rebelión fue el más impactante de la historia colonial de levantamientos: más de cien mil muertos de una población de 1.2 millones de personas. Esto provocó de inmediato un colapso demográfico en el sur andino.

Entrevista
¿Se conocen varios apodos suyos verdad?
Algunos me llaman Zamba, por mi contextura física, tez mestiza, cabello ondulado, típico de personas Andinas, pero en realidad, historiadores dicen que mas que por mi fisonomía, el mote, lo debo a mi temperamento de hierro!
También soy Negra, "negra, negra, negra.-
Y mi marido que es cariñoso conmigo, me dice Mica, micazo,.-

¿Usted se distingue de otras mujeres, por su fortaleza, verdad?
Todo es por mi pueblo.-
Pero reconozco que el hecho de pertenecer a un pueblo agrícolamente rico, pude aprender a leer y a escribir, eso me dio poder también, porque leía escribía y comprendía.-
Tal es así, que se conserva una carta escrita por mi, de puño y letra cuyo original se encuentra en el Archivo Nacional de Lima.
En fin siempre fui decidida y valiente.- Pero no fui la unica!

¿Su vida es publica y dedicada verdad?
Trabajo, todo es trabajo, realizo labores de propaganda a la empresa emancipadora y me encargo de administrar y aprovisionar a las huestes rebeldes.-
Mi vida pública, entregada a la causa
independentista, está resumida en estas palabras de mi mejor biógrafo, el historiador Carlos Daniel Valcárcel:
"El papel que desempeñó doña Micaela Bastidas Puyucawa tiene capital importancia para conocer la rebelión de Tinta. Puede asegurarse que, desde el primer momento, ella fue el principal consejero de Túpac Amaru, junto al rumoreado Consejo de los Cinco. Y aunque el caudillo actuó mediante decisiones propias, por sus ideas e iniciativas aparece la figura de esta enérgica y prócer
mujer con los caracteres de un personaje de valor innegable.-“

Renuncio usted a su vida privada por sus ideales?

No, solo que, me casé muy joven, a los 15 años, con, José Gabriel condorcanqui, Tupac amaru II .-tuvimos 3 hijos varones Hipólito, Mariano y Fernando.-

¿Usted tuvo muchos maestros?
Mi primer maestro ideológico, fue mi marido, quien había estudiado en Cusco y en Lima, también, el había concurrido a reuniones ligadas a la masonería, ahí, desarrolló su espíritu separatista.-

¿O sea que usted, aprendió de él, (su marido)?
Si, compartí los ideales de libertad con él, discutí también planes estratégicos de la rebelión; Inclusive hasta soy más enérgica en cuanto a la disciplina de las tropas, y a la hora de tomar decisiones.-
Pero todo llega a su fin.-.
Luego del fracaso de la sublevación me capturan y ejecutan, mis verdugos me cortaron la
lengua, me anudaron al cuello una cuerda que tiraron desde lados opuestos y, mientras agonizaba, me patearon en el vientre y en el pecho, en la Plaza de Armas del Cusco, el 18 de mayo de 1781, a los 36 años de edad, habiendo tenido antes que presenciar la ejecución de mi hijo Hipólito y a la vista de mi esposo.-

¿Que precio pagó por su conciencia independista?
Pero no solo se trato de mí, se trato de todas las mujeres que se involucraron como espías, recolectoras de armas, y protectoras de los campesinos durante la insurrección
"Por la libertad de mi pueblo he renunciado a todo. No veré florecer a mis hijos
".-